body#layout #header, body#layout #header-wrapper, body#layout #outer-wrapper { margin-left:0, margin-right: 0; padding: 0; } body#layout #outer-wrapper { width: 730px; } body#layout #footer-wrap1 { padding-top: 0; } -->

martes, 31 de julio de 2007

Amantes de cada signo (II)

La Amante de Cáncer:
Esta mujer jamás saltará al vacío sin red proponiéndole a su amante lo que realmente desea. Es sumamente tímida y una vez en la cama habrá que persuadirla para que se exprese sin inhibiciones. Liberada de sus trabas, puede resultar deslumbrante.
La gran motivación para acercarse a alguien es su deseo de protegerlo. Su amante ideal es aquel capaz de adaptarse con versatilidad a sus continuos cambios anímicos y a sus deseos siempre diversos. No siempre estará en condiciones de ofrecerle una sesión de amor apasionada porque muchas serán las veces en que necesite sólo un contacto físico tierno y reconfortante en el que no esté de por medio el sexo. Para gozar más plenamente de sus relaciones deberá obedecer sólo a sus impulsos y aprender a desear.

El Amante de Cáncer:
Es un pedagogo del sexo y le fascina dar cátedra, sobre todo a quien no tiene demasiada experiencia. Agresivo y paciente a la vez, le gusta que todo salga tal cual él lo dispone.
Alcanzar el orgasmo simultáneamente con su compañera suele ser su principal objetivo en el lecho.
Para él una amante es alguien que necesita de su cuidado y si tiene que alejarse de ella por algún tiempo debido a motivos de trabajo, no lo hará sin llevar siempre encima algún souvenir que lo haga sentirse acompañado.
Su inseguridad lo llevará a pensar que su lugar será ocupado por orto amante más diestro, con mayor experiencia sexual. Por eso, atravesará períodos de terribles celos.
Sin embargo sus contínuas atenciones y su deseo de complacer a su amante harán que rara vez ésta quiera irse de su lado.

La Amante de Leo:
Esta mujer hará cualquier cosa con tal de impresionar a su amante, porque no tolera no ser la número uno en la vida de un hombre. Lo que más le satisface es ser deseada y admirada. Suele hacer lo que quiere, con quien quiere, cuando quiere y como quiere, pero eso sí, siempre con espectacularidad y en público.
Ama su libertad y, si encuentra un compañero que despierte sus instintos, sacará a relucir todo su desenfreno felino. Le gusta ser la que domina en el juego amoroso, pero no siente la obligación de ser particularmente creativa para deslumbrar a su consorte. Prefiere, por lo general, hombres más jóvenes que ella. Para ella el sexo constituye una magnífica forma de comunicación y por eso puede sellar una hermosa amistad con una noche de amor no menos hermosa.

El Amante de Leo:
Su fama de ser el amante más apasionado y cálido del zodíaco está bien fundada. Se entrega en forma total a las pasiones, cuando cree firmemente en ellas. En su vida el sexo ocupa un lugar primordial y como siempre está dispuesto a hacer el amor, si alguna mujer le demuestra lo contrario, terminará seducido de inmediato. Lo que más le agrada de una mujer es que gima de delirio y le demuestre que él es un amante extraordinario.
Le gusta exhibirse y alardear de su virilidad. Egoísta, considera su placer más importante que el de su compañera, pero su amante jamás tendrá quejas de su proceder en la cama. Como su energía sexual es tan poderosa necesita canalizarla de forma inmediata, por eso no se detendrá demasiado en los prolegómenos y pasará directamente a la acción.

La Amante de Virgo:
Sus múltiples atractivos le proporcionarán muchos admiradores dispuestos a convertirse en algo más que eso, pero no tolera a los hombres que sólo buscan llevarla a la cama. El sexo no tiene tanta importancia.
Detallista obsesiva, le gusta que su amante sea limpio y prolijo. Además antes de entregarse al amor habrá que discutir varios detalles como dónde lo harán, cuánto demorarán, etc. De todas formas, superadas estas aclaraciones, suelde ser apasionada y muy capaz en cuanto a satisfacer al hombre que tiene a su lado. Puede convertirse en una amante sensible y pasional si se decide a llevar sus fantasías a la práctica sin sus habituales inhibiciones.
Alguien que es capaz de presentarse a una cita despeinado o con las uñas sucias no tiene ninguna chance de convertirse en su amante.

El Amante de Virgo:
Es un amante tan meticuloso en la cama como en el resto de las áreas de su vida cotidiana. El sexo constituye para él una suerte de artesanía que hay que realizar con cuidado y atención. Para hacer el amor, prefiere saber qué es lo que dicen los especialistas al respecto antes de que sean sus propios sentidos quienes se lo informen. Es tímido y controla sus impulsos, pero no se puede dudar de su eficiencia amatoria. Conoce al dedillo los puntos sensibles de la anatomía femenina y jamás se permite dejar insatisfecha a su compañera. La vista es el sentido que más lo erotiza. una mujer que entienda sus frenos y sus trabas puede ayudarlo a ser espontáneo.


Continuará...

2 comentarios:

José Américo dijo...

OLA SIL TUDO BEM?
DEVERAS INTERESSANTE TEU BLOG, ESTA POSTAGEM EM ESPECIAL " AMANTES DE CADA SIGNO" . GOSTEI BASTANTE!
TE CONVIDO A VISITAR MEUS BLOGS
ABRAÇO GRANDE
JOSÉ AMÉRICO

§iL× dijo...

Muito brigado por seu commentary. Que bom que você gostou do meu postagem. Desculpe que meu português não é muito bom.